Viernes, 30 de enero de 2009
Publicado por EDUKADORA @ 19:43
Comentarios (0)  | Enviar

"Amontonar a doce miembros de un gang aborigen de acérrimos del heavy metal en un vehículo de alquiler y conducir durante doce horas por el monte escuchando a Judas Priest es sinónimo de problemas.

Por fortuna para nosotros sólo sufrió daños el jeep y un canguro.

Tras arrollar al animal, y sin esperar a que el vehículo se detuviera del todo, se abrieron las puertas y los miembros más jóvenes del gang corrieron hacia donde yacía el canguro moribundo. Lo primero que pensé fue, “Hostia, ¿dónde está el veterinario más cercano?”.

Lo primero que pensaron aquellos chavales de diez años fue, “Vamos a aplastarle la cabeza con una piedra y a cortarle los cojones”.

Visto en VICE MAGAZINE, altamente recomendable y cardiovascularmente oscilante.


Comentarios