Martes, 19 de diciembre de 2006
Publicado por EDUKADORA @ 18:38
Comentarios (1)  | Enviar
Una habitaci?n oscura a pesar del enorme ventanal con vistas a una r?a. Hay marea baja, se puede percibir dentro del edificio el hedor que producen las algas y los escombros. Cielo azul radiactivo. Sentados ante una mesa de despacho, al lado que corresponde a la autoridad se encuentra un hombre de mediana edad, con prominentes entradas s?ntoma de una acuciante calvicie, de ojos y boca excesivamente grandes que le dan aspecto de estupefacto permanente. Al otro lado una joven en traje de chaqueta con un bolso ra?do, de piernas cruzadas y espalda erguida.

Responsable: Este es un mundo de glamour, ya ver?s, te encantar?,... lo que s? es importante es que sepas que aqu? todos hacemos de todo.
Joven: Bueno, de acuerdo, no hay problema... a m? no se me caen los anillos por hacer cosas a mayores aunque no se correspondan con mis tareas espec?ficas.
Responsable: El caso es que en estos momentos ejem ejem tenemos un problemilla con la contrataci?n de la bi?loga que se ha de ocupar del jard?n municipal. As? que mientras no la contratamos ejem ejem hemos decidido que ir?s t? para all?...
Joven: ?Yo? Pero si soy Educadora Social, yo no s? nada de plantas...
Responsable: T? tranquila, s?lo tienes que abrir y cerrar y conectar y desconectar la alarma. Ll?vate un libro porque si no ser? muy aburrido (risas suyas)...T? tranquila...
Joven (con evidente cara de sorpresa): Ah...
Responsable: Para compensar, como no est? relacionado con tu puesto, s?lo trabajar?s tres horas al d?a. Excepto los s?bados, ejem ejem, que ser? todo el d?a... Ser? cosa de quince d?as, t? no te preocupes, despu?s te incorporar?s al equipo de t?cnicos de aqu?.
Joven: Bueno, siendo as?....

(M?s tarde, cuando la bi?loga sea contratada por un extra?o procedimiento "interno", la Joven se dar? cuenta de que las tres horas son tres horas tambi?n para la bi?loga, no para compensar nada, y que los quince d?as se hab?an convertido en tres meses, extra?a concepci?n temporal la de la Administraci?n P?blica)
Salen del cuarto. El edificio es todo de madera, en el techo hay placas de porisp?n, algunas rotas y otras con restos de humedad. Sigue oliendo mal, quiz? no sea s?lo por la r?a.

Llegan a la planta baja donde hay una habitaci?n interior u oficina en la que se atiende a la gente. Est? sobredecorada con postales de ciudades y con mapas del municipio rotos que han intentado reparar cutremente con cinta de embalaje. Al fondo una gran mesa llena de papeles y peri?dicos amarillentos. El suelo est? lleno de cajas, debajo y al lado de la mesa. Enfrente hay otras dos mesas, una para cada auxiliar, tambi?n llenas de papeles. El espacio transmite sensaci?n de caos y dejadez.

El personal funcionario est? formado por dos auxiliares administrativas y un conserje. La auxiliar 1 es voluminosa y estr?bica. La auxiliar 2 tiene una cara plana de la que sobresale una prominente nariz en la que ajusta sus gafas de secretaria venida a menos. El conserje es bajito y flaco, de dientes amarillos. Camina inclinado hacia delante con la cabeza alzada en actitud olisqueadora. Todos pasan absolutamente de la Joven aunque la miran de reojo.
El Responsable le dice a la auxiliar 1 que avise a alguien para que baje. Es la una del mediod?a.

Auxiliar 1: No est? en su despacho para variar, boh... es que siempre es igual...
Auxiliar 2: Es que nunca dice a d?nde va ni nos avisa, es como un fantasma, ji ji (r?e cual gallina clueca)

El Responsable sale del cuarto interior y asoma la cabeza, la Joven descubre siguiendo su movimiento la existencia de una cafeter?a en la que se encuentra un se?or semicalvo, barrig?n y chepudo leyendo el peri?dico. Es el Historiador. A la Joven le sorprende la existencia de una plaza de esas caracter?sticas en un ayuntamiento, pero no dice nada. Se muerde la lengua, se la morder? tanto que cuando se d? cuenta de que traga sangre ya estar? empachada.

Responsable (gritando desde la oficina): ?Ehhh!
Historiador: ?Ah estabades a?! (Habla mirando al Responsable, en ning?n momento se dirige a la Joven. Mientras se expresa se frota continuamente las manos) Eu andava absorto nas mi?as cavilaci?ns, he he, ? que as cabezas pensantes xa se sabe, he he
Responsable: Vamos hasta el jard?n para ense?arle lo que tiene que hacer.
Historiador: Imos, imos, e lle explicamos o que ten que facer.

La Joven esboza una mueca y les sigue, a veces no sin esfuerzo ya que ellos van delante hablando supuestamente con ella pero sin ella. Llegan al recinto donde comenzar? a trabajar. Le dan las llaves de las puertas y la clave de la alarma, que les cuesta recordar hasta que dan con ella al tercer o cuarto intento mientras suena de vez en cuando con un estridente pitido de ambulancia.

Responsable (a la Joven): Pues aqu? tienes las llaves. As? se abre (abre la puerta con la llave) y as? se cierra (cierra la puerta con la llave) ?ves? Se abre... y se cierra... Y ya sabes como se conecta y se desconecta la alarma. Ten cuidado porque si la conectas mal puede quedar mal conectada. Es muy importante que quede conectada cuando te vayas. Y que la desconectes cuando entres. Est? conectada con la polic?a local y si la oyen sonar vienen por si pasa algo, as? que en el caso de que te equivoques los llamas por tel?fono para avisarles de que no pasa nada. Aunque tendr?s que esperar un rato porque cuando suena la alarma salta tambi?n el tel?fono y te quedas sin l?nea. Por eso es importante que la conectes bien...

La Joven tiene la sensaci?n de estar asistiendo en directo a un episodio surrealista de Barrio S?samo. El Historiador asiente a todo y sigue sin dirigirse a ella en ning?n momento.

Joven: ?Tengo que darle alguna informaci?n a la gente, o hacer recuento de los visitantes...?
Responsable: Nooo...T? no te preocupes por nada...t? tranquila...
Joven: Bueno...

Conectan la alarma, esperan los tres unos segundos detr?s de la puerta con las orejas pegadas para comprobar que el tr?mite fue efectuado con correcci?n, cierran la puerta, caminan hacia la salida, el Responsable le explica otra vez como se abre y se cierra la verja de la entrada con la llave, se abre y se cierra, deshacen el camino andado de manera similar a la ida.

Responsable (se gira hacia la joven): ?Tienes coche?
Joven (intentando incluirse en la conversaci?n): No, tuve uno pero... (la interrumpen)
Historiador: Co sueldo igual lle da para un pequeni?o
Responsable: Igual
(r?en entre ellos)

La Joven r?e tambi?n mim?ticamente. Se siente est?pida con el traje de chaqueta, se siente est?pida en general con su plaza de Educadora Social y su trabajo improvisado de ordenanza en un lugar que apesta a humedad, que tiene goteras y en el que hace un fr?o terrible, como descubrir? cuando llegue el invierno y no tenga m?s herramienta de trabajo que un boli bic, unos folios reciclados, un tel?fono y una estufa oxidada de la posguerra.

F.M: "Que nos gobiernen, juzguen y cuiden las putas ya que sus hijos nos han fallado."
Comentarios
Publicado por NAVEGANTE
Viernes, 12 de octubre de 2007 | 22:06
ArdiendoAngelitoNocheRebotadodesquiciadoLlorandoSonrisa GigantePayasoFlashFlash