Domingo, 23 de marzo de 2008
Publicado por EDUKADORA @ 2:11
Comentarios (2)  | Enviar

Nos encontramos en este municipio ante una variopinta población que confluye en el “Día Municipal Da Familia”, una fiesta cuyo nombre remite más al Opus que a otra cosa aunque la organiza un grupo socialista que son más socios listos disociados que integrantes de un grupo político con ideario. 

           Los yanquis tiene la réplica en su país, lo tengo visto en la tele en algunas películas de antena 3 de la tarde (cfr. Teleprogramación, Antena 3, 16:00 hrs. aprox.). Qué haría Marx que en paz descanse si levantara la cabeza.

 

La persona que lleva el evento, pedagogo de categoría laboral según titulación obtenida en la posguerra y responsable del servicio de cultura (=?), haciendo un gran esfuerzo reconocido con loores por parte de sus súbditos, se pasa toda la semana anterior en el recinto donde va a ser la actividad haciendo algo que no se sabe qué es.

Le acompaña el que posee el cargo de historiador o cuenta cuentos, más bien esto último.

 

El pedagogo se ve desbordado así que solicita la ayuda del ordenanza y del/la técnico/a de animación sociocultural para barrer el local donde van a ser las exposiciones. El técnico/a de animación sociocultural previamente fue encomendado/a para efectuar la importante tarea de telefonear a algunos de los colectivos participantes para recordarles que tenían que hacer lo mismo que llevaban haciendo durante 14 años, esos participantes que le permitió el pedagogo y le ordenó la auxiliar administrativa, asociaciones, artesanos y cosas de esas sin interés </ironic>; a las otras concejalías, ongs, confederación de empresarios y similares entidades de supuesto mayor nivel estatuario ya mejor se encarga el pedagogo mismo, no va a ser cuestión de que el animador se estrese y después no pueda barrer adecuadamente.

 

El objetivo de las llamadas a los colectivos anteriormente mencionados no es otro que el de recordarles que tal día será el Dia Municipal Da Familia y que pueden hacer lo mismo que los 14 - 15 años anteriores, que ya saben, tú animador sólo retransmite como si fueras un robot, que no pregunten, tú no sabes nada (palabras pedagógicamente aportadas de manera más o menos textual).

           Verdad es, el animador (animadora en este caso) no sabe nada de nada. Sólo que a algunos colectivos se les dice que no y a otros se les dice que sí. Que además son unos inútiles que no saben ni inscribirse, y muy falsos porque se apuntan con nombres distintos para poder tener el puesto asegurado, según opinión vertida por la todopoderosa auxiliar administrativa apoyada en su psicología casposa de ayuntamiento. Oh que inútiles estos miembros de asociaciones y colectivos, que grandes inútiles que mueven ellos el evento, y que falsos son que engañan a la sagrada administración local para conseguir espacio en un evento público de 5mil metros cuadrados, piensa la desanimada animadora.

 

Llega el día de la actividad, un domingo, día no laboral a todos los efectos. “Te lo compensaré, te daré un día”, dice el pedagogo a la animadora cuando él y el cuentacuentos ya lo tienen pedido desde hace dos semanas. “Tendrás que estar en el stand de cultura, va a ir la bióloga del Botánico a ayudarte, podéis turnaros, eso como veáis”.

Mmmuy sociocultural, sí señor.

 

La bióloga aparece maquillada y vestida no de boda pero sí de bautizo. Adorna el stand como si fuese un panel más de actividades. La animadora se incorpora a su lado y se siente desubicada, mira los folletos que soporta la mesa para ofrecer a los ciudadanos y percibe que, exceptuando tres actividades, las demás están todas caducadas: las rutas a pie se terminaron el fin de semana pasado, a los encuentros culturales sólo les queda una actividad por desarrollar, los “Días das letras Galegas” se remontan a trípticos del 2001, la feria de artesanía se celebró hace un mes, el teatro también se terminó, ... la gente pasa distraída por delante y echa un vistazo, coge algún papel, ve que está caducado y lo devuelve a su sitio, salvo aquellos personajes que cojen papeles compulsivamente, esos se lo llevan todo. Por el medio tres actividades que están por celebrar, la animadora piensa en dinamizar el stand, atraer a la gente y bajar las montañas de papel desaprovechado que tiene delante, la bióloga lee el periódico y habla de historias de cafetería. Descontrol.

 

En esto llega el pedagogo, animadora ven vas a hacer animación sociocultural pura y dura, a toda velocidad la secuestra del stand en el que queda solitaria e inmune al mundo real la maniquí-bióloga. Sin tiempo ni a recoger sus cosas, la animadora se va urgentemente al lado de la carpa donde van a actuar las asociaciones, “vas a ayudar al de la radio municipal (que retransmite el evento por megafonía) organizando a los grupos que van a salir a actuar, los localizas y les avisas de cuándo les toca”, pero si no los conozco... pero no hay pero que valga, así los conoces.

 

El de la radio no lo esperaba, le encomineda alguna tarea chorra para que se entretenga, van pasando los grupos de baile gallego, los niños con las actuaciones de los colegios, la banda municipal, el canto coral y grupos de la tercera edad, ya todos saben qué tienen que hacer menos la animadora que desiste y se sienta en una silla.

           De vez en cuando le dice el de la radio que avise a alguien, el bafle enfrente de sus cabezas loquea a un santo. Animación sociocultal, pura y dura, animadora no desanimes. Mientras tanto el pedagogo socializa por el resto del recinto, que es muy grande, y el historiador cuenta cuentos.

 

Llegan las ocho y media y la animadora ya se puede ir, le dice al pedagogo, ¿mañana puedo entrar más tarde? Bueno, es que... vale, está bien, vente a las once, del día que le iba a dar no se habla ni se hablará jamás nunca.

 

Estas son algunas de las narraciones de una Educadora Social, diplomada universitaria contratada por subvención con la categoría de técnico superior en animación sociocultural con complejo de navaja suíza que cobra y obra como ordenanza subalterno. Con un alquiler y un coche, mil euros al mes son suficientes para dejar las reivindicaciones en el papel.

Animadora, no desanimes...


Comentarios
Publicado por Sinfi
Martes, 25 de marzo de 2008 | 15:31
Como digeron Tim?n y Pumba, cuando el mundo te de la espalda, ?dale por culo al mundo!
Rebotado
Publicado por EDUKADORA
Martes, 25 de marzo de 2008 | 20:36
Sabios fil?sofos Flash