Lunes, 04 de agosto de 2008
Publicado por EDUKADORA @ 22:16
Comentarios (2)  | Enviar


Van Gogh fue un ser atormentado, una persona que vivía el arte desde dentro de sí mismo, un pintor con dudas existenciales que calmaba la furia interna expresando sus inquietudes en un lienzo.

 

Muchas veces, los seres comunes no somos capaces de sacar afuera nuestros demonios, muchas veces los seres aún más comunes no tienen ni demonios que sacar aunque se esfuercen... Sin embargo, cuando nos atormenta un pensamiento o nos inquietan las dudas, hay que volver a los clásicos, los que vivían del amor al arte, y no por amor al arte.

 

Quiero compensar la frivolidad y vacuidad que veo en el Arte (en todas las disciplinas artísticas) de nuestra era con una minidosis de reflexión sobre lo humano y lo divino de la mano de un genio, y para ello he recopilado unos fragmentos de una de las muchas cartas que Van Gogh escribió a su hermano Theo:

 

"... por fin, el cielo estrellado pintado en la noche misma bajo una luz de gas. El cielo es azul verde; el agua es azul real, los terrenos malva. La ciudad es azul y violeta; la luz de gas es amarilla y los reflejos son oro rojo y descienden hasta el bronce verde. En el campo azul verde del cielo, la Osa Mayor tiene un resplandor verde y rosa, cuya discreta palidez contrasta con el oro rudo del gas".

 

Más adelante, en la misma carta continua:

 

"...Me prueba esto de trabajar fuerte, lo que no impide que tenga una terrible necesidad de... ¿Diré la palabra?... De religión.


Entonces, por la noche, me voy afuera para pintar las estrellas..."


        

                   Terraza del café de la Place du Forum en Arles por la noche


Comentarios
Publicado por narog
Martes, 05 de agosto de 2008 | 11:15
Que bonito post, de los que a m? me gustan. Ah? va otra de Van Gogh:

"?Qu? ser?a de la vida, si no tuvi?ramos el valor de
intentar algo nuevo?"

Lo dijo un sufridor en vida que si supiera lo que iba a vender despu?s de muerto s? que se volver?a todav?a m?s loco. Feliz viaje
Publicado por EDUKADORA
Lunes, 18 de agosto de 2008 | 20:28
Es que cuando me pongo... Sonrisa Gigante